Viaja a otros países

Cómo hacer cuscús de cordero

La influencia de la cocina árabe en todo el mundo está presente en muchas de sus elaboraciones y no solamente en los postres, donde son unos auténticos maestros, sino también en las pastas como el cuscús, elaborado con sémola de trigo.

La inmigración y la globalización nos han abierto un mundo culinario que no conocíamos, y si te animas, puedes descubrir sabores nuevos que te van a encantar.

En este artículo queremos compartir contigo la deliciosa receta del cuscús de cordero, ideal para una ocasión especial en la que quieras poner un toque internacional a tu mesa.

Cómo hacer cuscús de cordero

Es un plato muy sencillo de hacer y no demasiado caro, por tanto, seguro que querrás hacerlo en algún momento. Para ello, necesitarás:

Modo de elaboración del cuscús de cordero

Para hacer este plato es recomendable hacerlo utilizando la cuscusera, el utensilio que se usa para ello y que está compuesto de dos partes que encajan entre sí. La parte superior alberga los ingredientes y la parte inferior el agua que se hierve para que el vapor haga la comida de la parte superior.

El primer paso es pelar las cebollas, donde una de ellas la cortaremos en juliana y la dejaremos pochar en una cazuela con un chorro de aceite de oliva. Cuando esté pochada incorporaremos la carne de cordero que previamente hemos troceado, removemos un poco y dejaremos que se vaya haciendo a fuego lento.

Mientras tanto, lavaremos los tomates, les quitaremos el pedúnculo y las semillas y los cortaremos en trocitos pequeños para incorporarlos a la cazuela junto a la cantidad que queramos de hierbas provenzales y dejaremos cocinar durante unos minutos removiendo periódicamente.

Cuando la carne se haya dorado, echaremos el litro y medio de agua a la cazuela y dejaremos que comience a hervir, momento en el que incorporaremos los garbanzos y dejaremos cocer a fuego medio junto a la carne hasta que estén tiernos.

En este momento picaremos la otra cebolla en cuadraditos pequeños y la zanahoria y los calabacines en rodajas, echándolo todo a la cazuela y lo dejaremos que se cocine.

Mientras tanto le llega el momento al cuscús, el cual se puede hacer en la cuscusera o directamente en una cazuela siguiendo las recomendaciones del fabricante. Como no todo el mundo tiene cuscusera los haremos en una cazuela siguiendo los pasos marcados y sin olvidarnos de echarle la mantequilla para que quede suelto y con un buen sabor.

Cuando esté hecho podemos colocar el cuscús en una bandeja grande y sobre ella los ingredientes para que los comensales se sirvan lo que quieran. Por otro lado podemos ponerlo por separado, tanto sobre la mesa como de manera individual de cada comensal.

Prueba a añadir la salsa tahini a esta receta. Si no sabes cómo prepararla, la web hacertahini.com te enseñará varias recetas.

Si no os gusta el cordero siempre podéis cambiar ese ingrediente por pollo o pavo, el resultado es también delicioso. Como ves, se trata de un plato muy fácil de hacer, asequible y con un sabor delicioso. ¿Te animas a hacerlo?