Viaja a otros países

Cómo decoran su casa los inmigrantes

Si hay algo que llama la atención al entrar en una casa de alguien extranjero, es la decoración que ha utilizado. Aunque los muebles son los mismos (un sofá en la sala, una mesa en el comedor, una cama en la habitación, etc.), la forma en que utilizan los elementos decorativos y el color no es la misma que la que utilizamos nosotros.

A los escandinavos les gusta la simplicidad en todos los sentidos. Madera natural y las líneas definidas son las máximas de la decoración. Predominan los colores gris, blanco y negro, pero el estilo simple de los muebles también se presta bien a los patrones y colores vivos.

Cómo decoran su casa los inmigrantes

El minimalismo a mediados de siglo cambió el mundo en el año 1900, y Escandinavia estaba a la vanguardia de este movimiento.

Los marcos de madera natural son usualmente revestidos con tejidos de lana o cuero. Los asientos son extremadamente sencillos, pero pueden combinar perfectamente en interiores elegantes y modernos. El suelo de mármol es también popular en este estilo.

La iluminación se crea mediante lámparas de diseño arquitectónico y materiales como el cromo.

En el caso de los inmigrantes africanos, muchos deciden decorar sus casas con un tema animal, estampados de animales, pieles, texturas pesadas y acentos tribales. Tanto en los colores como en los cuadros, las pinturas animales extravagantes son muy comunes.

Madera pesada en sillas y mesas crea un estilo exótico. Utilizan tonos tierra para decorar las paredes. Un profundo marrón, naranja, verde y crema son colores muy africanos. Los elementos animales pueden agregarse para dar un toque extra, siempre es con moderación. Estatuas, máscaras, canastas y tallas que se incorporan a cualquier estancia.

Marruecos es uno de los lugares más emblemáticos de África, así que nunca falta una sorprendente alfombra bereber, una manta de lentejuelas o una mesa octogonal.

Los italianos tienen mucho estilo, y su decoración es muy ostentosa. La cocina y el comedor son buenos lugares para empezar, ya que a los italianos les encanta cocinar y comer. Los detalles de hierro forjado son muy habituales.

Los colores a utilizar son amplios: tonos tierra, tonos marrón y verdes, naranja, rojo y amarillo. Mezclar y emparejar los frascos en la cocina, agregar una isla de madera rústica o colgar ollas de cobre en un estante de hierro forjado es algo muy habitual.

Los asientos deben ser cómodos, ya que les encanta pasar la sobremesa sentados juntos toda la familia.

Los inmigrantes mexicanos, por el contrario, son mucho más coloridos: rojos, naranjas, marrones y amarillos están presentes en cualquier habitación. Las tejas de barro son una adición perfecta para cualquier habitación que cuenta con un estilo mexicano. La madera natural es un acento perfecto.

En Ecuador los tapices cosidos a mano se cuelgan de las paredes. Lámparas de colores brillantes son una gran adición a mesas de centro. Los asientos deben ser cómodos e informales, con los bordes rectos de pino tradicional. El arte está por todas partes, bordados y figuras, pueden ser colgados de las paredes, máscaras, calaveras, etc.